Teclas de Ayuda de acceso Rápido

ALT + 1 Inicio

ALT + 2 Noticias

ALT + 3 Mapa de sitio

ALT + 4 Búsqueda

ALT + 5 Preguntas frecuentes

ALT + 6 Atención al ciudadano

ALT + 7 Quejas y reclamos

ALT + 8 Iniciar Sesión

ALT + 9 Directorio telefónico

Botones de Accesibilidad

Letra:

Contraste:

Esp
lunes, 18 de octubre 2021
18/10/2021
Síguenos

Periódico Alma Máter

UdeA Noticias
Ciencia Sociedad

Investigar en parques nacionales, el desafío para la conservación

19/04/2021
Por: Yenifer Aristizábal Grajales - Periodista

Buena parte del patrimonio ambiental de los colombianos está protegido gracias al Sistema de Parques Nacionales Naturales —SPNN—, más de 142 km2 de la superficie nacional. ¿Cuáles son los desafíos que hay en la actualidad para hacer investigación científica en ellos?

Uno de los propósitos principales de esta expedición fue explorar el páramo. Foto cortesía Fernando Alzate Guarín.

El Parque Nacional Natural —PNN— Paramillo es un escenario natural que ha sobrevivido a la guerra: sirvió de fortín a la guerrilla de las Farc y aún hoy es corredor y zona de disputa de grupos armados ilegales, lo que ha impedido explorar fácilmente sus ecosistemas, especialmente su páramo, sobre los 3850 metros sobre el nivel del mar. Allí entró en febrero de este año Fernando Alzate Guarín, coordinador del Grupo de Investigación de Estudios Botánicos de la Universidad de Antioquia, junto con otros tres colegas, luego de diez años de gestionar permisos, la cooperación logística de la comunidad y de condiciones de seguridad y climáticas favorables.

No es el único escenario natural complejo para hacer investigaciones. El investigador ha ingresado a otros PNN como el Santuario de Fauna y Flora Otún Quimbaya, en Pereira, al PNN Los Nevados, en Tolima y a Katíos, en la región del Darién. «Hace algunos años trabajamos en los Katíos, un parque muy complicado por orden público, pues están los corredores de grupos legales. Se nos presentaban problemas con estos grupos que nos decían que debíamos quedarnos más días sin salir porque iban a hacer una labor en el parque. Era muy complicado porque quedábamos en medio del fuego cruzado», recordó el investigador.

Un informe de agosto de 2020 de la Fundación Ideas para la Paz —FIP— señaló que la presencia de cultivos de coca en 17 áreas protegidas que hacen parte del Sistema de Parques Nacionales de Colombia se ha convertido en una de las principales amenazas para la conservación. La existencia de cultivos de uso ilícito «está asociada —y es impulsada— a grupos armados ilegales que afectan la seguridad de las autoridades ambientales, a las poblaciones de los PNN y las zonas aledañas», destacó el informe.

Las áreas protegidas han sido históricos escenarios en disputa para el control de rutas del narcotráfico, el tráfico de armas y la reta guardia de sus frentes de guerra. Sin embargo, no son los únicos factores de riesgo, también son lugares susceptibles de incendios intencionados, concentración de tierra y actividades como minería, ganadería extensiva y caza ilegal. Todos estos factores hacen riesgosa la investigación en campo.

La puerta entreabierta del acuerdo

«Los que trabajamos en campo nos damos cuenta de que hay una gran diferencia en el posconflicto y no me canso de decirlo, ya podemos acceder a un montón de sitios que antes no», indicó Alzate Guarín tras su llegada del Nudo de Paramillo. El acuerdo de paz, firmado en 2016 entre el Gobierno nacional y la guerrilla de las Farc, abrió una nueva puerta para la investigación en estos lugares donde se reconoce la riqueza ambiental, se recogen muestras que luego servirán para tomar decisiones asociadas a las características de cada sitio. 

«La investigación va más allá del conocimiento científico», explicó Irene Aconcha-Abril, profesional de investigación y monitoreo de la Subdirección de Gestión y Manejo de Parques Nacionales Naturales, y señaló que también implica temas como la conservación de la biodiversidad, la administración de áreas protegidas y la garantía de los servicios ecosistémicos.

Para esta funcionaria es importante saber cómo las comunidades al interior de los parques hacen uso de los recursos naturales, pues son zonas habitadas, incluso, antes de declararse protegidas. Sus dinámicas de uso, ocupación y tenencia de la tierra generan presiones alrededor de la conservación.

«La gente también se muestra ahora más colaboradora porque ya no se siente en medio de un enfrentamiento, eso ayuda a una mayor sensibilidad y seguridad para los investigadores», explicó Sergio Solari, coordinador del Grupo de Mastozoología de la Universidad de Antioquia y quien lleva alrededor de 10 años trabajando en diferentes PNN en Colombia.

Para Solari, por ser espacios remotos y de difícil acceso, no han tenido la afectación o el impacto de carreteras, infraestructura o explotación industrial de madera. Es por esto que el aporte a la investigación científica que se ha hecho desde estas áreas ha tenido múltiples desafíos de contexto que, de regularse, podrían potenciar aún más la obtención de información para la biología básica, las ciencias naturales y sociales. 

Desde abril de 2019, la Campaña Artemisa de las fuerzas militares, con nueve fases de operación, ha desplegado 22 300 hombres de la Fuerza Pública para resguardar las áreas protegidas y concentrarse en «detener el aumento de la deforestación, recuperar la selva tropical húmeda y nuestros bosques, y judicializar a los criminales responsables de la deforestación», dijo el ministro de Defensa Diego Molano Aponte en un comunicado el pasado 26 de febrero.

Lo más popular
 
Universidad de Antioquia | Vigilada Mineducación | Acreditación institucional hasta el 2022 | NIT 890980040-8
Recepción de correspondencia: calle 70 No. 52 - 21 | Apartado Aéreo 1226 | Dirección: calle 67 No. 53 - 108 | Horario de atención
Conmutador: [57 + 604] 219 8332 | Línea gratuita de atención al ciudadano: 018000 416384 | Fax: [57 + 604] 263 8282
Peticiones, quejas, reclamos, sugerencias, denuncias, consultas y felicitaciones
Política de tratamiento de datos personales
Medellín - Colombia | Todos los Derechos Reservados © 2020