Z7_89C21A40L06460A6P4572G3304

Teclas de Ayuda de acceso Rápido

ALT + 1 Inicio

ALT + 2 Noticias

ALT + 3 Mapa de sitio

ALT + 4 Búsqueda

ALT + 5 Preguntas frecuentes

ALT + 6 Atención al ciudadano

ALT + 7 Quejas y reclamos

ALT + 8 Iniciar Sesión

ALT + 9 Directorio telefónico

Letra:

Contraste:

Clic aquí para ir a la página gov.co
miércoles, 21 de febrero 2024
21/02/2024
Síguenos
Z7_89C21A40L06460A6P4572G3305

Periódico Alma Máter

Z7_89C21A40L06460A6P4572G3307
UdeA Noticias
Z7_89C21A40L06460A6P4572G3386
Academia Ciencia Sociedad

Las superbacterias también surgen en los animales de compañía

31/01/2024
Por: Andrea Carolina Vargas - Periodista

El uso indiscriminado de antibióticos en los tratamientos veterinarios de perros y gatos, junto a la falta de educación y rigurosidad de los propietarios al momento de suministrarlos, son las principales causas de la resistencia antimicrobiana en animales de compañía, un creciente problema de salud pública a nivel global que tiene en alerta a veterinarios y científicos en el mundo.

Según la Organización Mundial de la Sanidad Animal, un 60% de las enfermedades infecciosas humanas conocidas son de origen animal, domésticos y silvestres. Foto: Dirección de Comunicaciones / Alejandra Uribe Fernández.

A menudo, cuando perros, gatos y otros animales domésticos se enferman, sus dueños, por diversos factores como la desinformación, la falta de recursos económicos e incluso la desesperación, recurren a ciertas prácticas que ponen en riesgo la salud de sus animales e indirectamente la de los seres humanos. No acudir a los servicios veterinarios y suministrar medicamentos sin la instrucción de un profesional es tal vez el hábito más reiterativo, y cuando de antibióticos se trata, contribuye al fortalecimiento de la resistencia antimicrobiana —Ram—.

Cuando se habla de superbacterias se hace referencia a la resistencia antimicrobiana, fenómeno que ocurre cuando los microbios ya no responden a los antibióticos creados para eliminarlos. Una problemática que afecta tanto a los humanos como a los animales e incluso al medioambiente, por lo que se ha convertido en una de las principales amenazas de salud pública a las que se enfrenta la humanidad, según advierten entidades como la Organización Mundial de la Salud —OMS— y la Organización Mundial de Sanidad Animal —Omsa—.

Según datos de la OMS, la resistencia antimicrobiana causa alrededor de 700 000 muertes cada año y se prevé que para el 2050 esta cifra ascenderá a 10 millones anuales.

Observar de manera reiterativa una baja sensibilidad a los medicamentos antimicrobianos en diferentes muestras de bacterias que ingresan al laboratorio de microbiología de la Unidad de Diagnóstico de la Facultad de Ciencias Agrarias de la Universidad de Antioquia llamó la atención para que miembros del grupo de investigación Civab —Centro de Investigaciones Básicas y Aplicadas en Veterinaria de la UdeA— iniciaran diferentes estudios con el objetivo de analizar este fenómeno.

«Nos percatamos de que a la Unidad de Diagnóstico ingresan muestras de bacterias que al hacerles la evaluación de sensibilidad antibiótica presentan un resultado que no es el esperado; empieza a notarse que hay una multirresistencia y que varios antibióticos que se utilizan con frecuencia en la práctica médica veterinaria ya no son eficaces, es decir, que hay una resistencia de esas bacterias al medicamento», explicó Jenny Chaparro, médica veterinaria, doctora en Ciencias Químicas y coordinadora del grupo Civab.

Algunos investigadores se han puesto en la tarea no solo de identificar las bacterias más comunes en Colombia, que presentan resistencia a diferentes fármacos antimicrobianos de uso veterinario, sino también de entender qué factores influyen para que se genere este fenómeno y así poder tomar acciones que eviten su fortalecimiento. En uno de esos estudios se analizaron más de 300 muestras de orina de caninos del Área Metropolitana del Valle de Aburrá, recolectadas entre marzo de 2018 y 2019. Con ellas se logró el aislamiento y la confirmación de multirresistencia a diferentes antibióticos por parte de las bacterias Escherichia coli y Klebsiella pneumoniae, microorganismos que comúnmente causan infecciones en el tracto urinario de animales y humanos. Un hallazgo de interés, ya que al existir bacterias que se comparten entre especies se posibilita la transferencia de la resistencia antimicrobiana.

«Ahora que el contacto es más estrecho con los animales de compañía, ya que estamos más tiempo con ellos durmiendo, abrazándolos y acariciándolos, es mucho más probable que un propietario pueda contagiarse con alguna bacteria, y si esta es resistente y se presenta alguna infección, va a ser más difícil tratarla porque no va a haber un medicamento efectivo para eliminarla», explicó Sara López, doctora en Enfermedades Infecciosas y Parasitología y directora científica de la Unidad de Diagnóstico de la UdeA. 

¿Cómo se vuelven resistentes las bacterias?
 

Vista microscópica de la bacteria Escherichia coli. Foto cortesía: Unidad de Diagnóstico de la UdeA.

Aunque hay bacterias que por naturaleza son resistentes a algunos medicamentos se podría decir que la Ram es el resultado de una competencia por sobrevivir. Por un lado, los seres humanos fabricamos los antimicrobianos para eliminar las bacterias que causan enfermedades y, por otro, están las bacterias que, ante la constante exposición a los medicamentos, evolucionan para defenderse de los fármacos.

«Las bacterias aprenden el funcionamiento de los antibióticos y entre ellas se transfieren dicha información, entonces, entre más se usen los antimicrobianos sin ser necesarios o sin ser los adecuados, más oportunidades para que las bacterias desarrollen resistencia a los mismos», explicó Juana Vidal, magíster en Ciencias Animales y directora técnica del laboratorio de microbiología de la Unidad de Diagnóstico de la UdeA.

Otro de los estudios realizados, en el que se aplicaron encuestas a 100 médicos veterinarios de atención primaria en Medellín para conocer sus prácticas médicas en relación con los antimicrobianos, reveló que el uso de antibióticos sin la previa identificación de las bacterias y la administración inadecuada de los mismos son las principales causas que fortalecen la resistencia antimicrobiana. 

Por un lado, ante una infección bacteriana hay una práctica constante en los veterinarios de iniciar un tratamiento con antibióticos sin realizar un aislamiento previo de la bacteria que causa la enfermedad para saber a qué medicamento es sensible o no el microorganismo, y así tener la certeza de qué fármaco va a ser realmente efectivo. «Se han venido usando antibióticos sin saber realmente si las bacterias que se atacan son sensibles o resistentes a esos medicamentos, entonces como se usan indiscriminadamente lo que se está generando es que esas bacterias sean cada vez más resistentes», explicó Juana Vidal.

Cabe anotar que este actuar por parte de los profesionales está ligado a factores como la inmediatez para tratar oportunamente el problema del paciente, y es que se debe esperar un tiempo considerable entre la realización de un cultivo para aislar la bacteria y la aplicación de la prueba de sensibilidad para conocer qué medicamento usar e iniciar el tratamiento. «La espera de un cultivo microbiológico es alta, es de mínimo una semana más lo que se demore el antibiograma —prueba de sensibilidad—, entonces muchas veces el médico o el propietario, dependiendo de la infección, no quieren esperar. Debemos mejorar los métodos de diagnóstico, en veterinaria estamos un poco en mora de recibir la tecnología que lo permita», comentó Jenny Chaparro. 

Otro factor que contribuye al surgimiento de bacterias resistentes recae en la responsabilidad de los propietarios de los animales de compañía, quienes al recibir la prescripción médica muchas veces optan por no seguir al pie de la letra las indicaciones del veterinario. «Solo le voy a dar media pasta porque rinde más y sale más barato» o «ya se ve mejor, ya está bien, no le voy a dar más medicamento», son decisiones que aumentan las posibilidades para crear resistencia antimicrobiana.

«Una exposición a bajas dosis del fármaco, no acabar los tratamientos o no ser juicioso con ellos, genera bacterias resistentes, mientras que si se administra la dosis completa del medicamento y en el tiempo que determina el veterinario sí las va a eliminar», aseguró López.

Una guía de manejo antimicrobiano para Colombia creada en la UdeA
 

Para contribuir a frenar la resistencia antimicrobiana en los animales de compañía, miembros del grupo Civab elaboraron una guía de manejo de antimicrobianos para Colombia, con el fin de que los veterinarios sepan cuáles son las bacterias que se identifican con mayor frecuencia y a qué fármacos son sensibles y a cuáles resistentes, para así poder dar un tratamiento efectivo y disminuir la aparición de bacterias resistentes.

«En esta guía hay casos clínicos aplicados, tratamientos empleados, cuáles son las bacterias más comunes para cada una de las patologías y los patrones de resistencia que hay para los antibióticos en ese tipo de casos. Es una herramienta que va a ayudar mucho para controlar este fenómeno de resistencia y, sobre todo, para concientizar a los veterinarios en que se deben completar los esquemas de tratamiento para acabar con las infecciones sin dejar bacterias vivas que puedan pasar la información a otra generación de bacterias», informó López.

Según comentaron las investigadoras al frente de la Unidad de Diagnóstico, esta guía está en proceso de publicación con la Organización Panamericana de Salud —OPS— para luego socializarla con los veterinarios del país. 

Z7_89C21A40L06460A6P4572G3385
Z7_89C21A40L06460A6P4572G3387
Correo del contacto
Correo del contacto
[57 + 604] 219 5026
Z7_89C21A40L06460A6P4572G33O4
Z7_89C21A40L06460A6P4572G33O6
Lo más popular
Z7_89C21A40L06460A6P4572G3340
 
Universidad de Antioquia | Vigilada Mineducación | Acreditación institucional hasta el 2033 | NIT 890980040-8
Recepción de correspondencia: calle 70 No. 52 - 21 | Apartado Aéreo 1226 | Dirección: calle 67 No. 53 - 108 | Horario de atención
Conmutador: [57 + 604] 219 8332 | Línea gratuita de atención al ciudadano: 018000 416384 | Fax: [57 + 604] 263 8282
Peticiones, quejas, reclamos, sugerencias, denuncias, consultas y felicitaciones
Política de tratamiento de datos personales
Medellín - Colombia | Todos los Derechos Reservados © 2020