Z7_89C21A40L06460A6P4572G3304

Teclas de Ayuda de acceso Rápido

ALT + 1 Inicio

ALT + 2 Noticias

ALT + 3 Mapa de sitio

ALT + 4 Búsqueda

ALT + 5 Preguntas frecuentes

ALT + 6 Atención al ciudadano

ALT + 7 Quejas y reclamos

ALT + 8 Iniciar Sesión

ALT + 9 Directorio telefónico

Letra:

Contraste:

Clic aquí para ir a la página gov.co
sábado, 2 de diciembre 2023
02/12/2023
Síguenos
Z7_89C21A40L06460A6P4572G3305

Periódico Alma Máter

Z7_89C21A40L06460A6P4572G3307
UdeA Noticias
Z7_89C21A40L06460A6P4572G3386
Academia Sociedad Cultura

Arte e inteligencia artificial, ¿unión o bifurcación?

22/03/2023
Por: Natalia Piedrahita Tamayo- Periodista

Ante las imágenes creadas por plataformas como Dall-E, Stable Diffusion y Midjourney, modelos de inteligencia artificial para la creación de imágenes, salta una pregunta: ¿pueden ser consideradas obras de arte? Aunque no es la primera vez que se cuestiona este concepto en la historia, hay un nuevo elemento en escena: la mano que dibuja o diseña no es humana. Arte e inteligencia artificial, ¿unión o bifurcación?

 

Esta imagen fue realizada utilizando el modelo de IA del laboratorio de investigación Midjourney. La imagen fue generada automáticamente por el modelo de IA y el artista Jorge Ocampo realizó cambios.  

En esta obra el artista Jorge Ocampo aborda la insistencia creativa que se ha dado desde diferentes campos del arte -literatura, pintura, teatro- en crear seres artificiales que superen las habilidades básicas de los humanos. En la actualidad estamos viendo unas cuantas derivas de la convivencia de lo humano y la máquina, y, con ello, se reconfiguran las preguntas sobre los procesos de creación.

En 1917 se exhibió Fuente, una obra de Marcel Duchamp que hizo parte de la exposición de la Sociedad de Artistas Independientes en Nueva York. Llegó al museo como un elemento enviado por el autor, muy diferente a lo que se consideraba como arte hasta entonces: un orinal con su firma. En un primer momento fue rechazada y suscitó diferentes reacciones por parte del público; algunos la repudiaron, otros la elogiaron y no faltó quien la cargó de asuntos mitológicos. «Les arrojé a la cabeza un urinario como provocación y ahora resulta que admiran su belleza estética», declaró Duchamp.

La historia del arte está marcada por este tipo de rupturas o trasgresiones que han trazado momentos fundacionales como el nacimiento de la perspectiva, en el Renacimiento italiano; el paso del arte clásico al moderno o la desacralización del concepto «arte». Pero en todas estas había quedado clara la firma de autoría humana en las creaciones. La llegada de plataformas como Dall-E (2021) y Midjourney (2022), mediante las cuales inteligencias artificiales —IA— crean imágenes e ilustraciones, abre otra ruptura y replantea preguntas como ¿qué es arte?, ¿puede una máquina hacer obras de arte?, ¿cuál es el lindero de lo que es o no arte?

Para Isabel Cristina Restrepo Acevedo, coordinadora del grupo Hipertrópico de la Facultad de Artes de la Universidad de Antioquia, «las IA llegan a nuestro medio para reconfigurar preguntas sobre quién crea la obra de arte y sobre su sentido. Desde la experiencia con la alfabetización tecnológica aún en Colombia se educa con medios digitales convencionales y el nivel técnico de estas abren un campo nuevo para todo el mundo».

El año pasado, un grupo de investigadores del Instituto de Tecnología de Massachusetts —MIT— visitó la Universidad de Antioquia para analizar un software que permite la creación de texto de manera automatizada. Al programa se le dan unas premisas iniciales y este desarrolla experiencias con la realidad virtual y aumentada: «Los resultados son sorprendentes porque la capacidad que tienen algunas IA de tomar información que está en las redes se encuentra por encima de la capacidad de un individuo particular; además, la composición de estos textos deja la duda de si fue hecho por el humano o la máquina», narró Restrepo Acevedo.

Muerte de las redes neuronales artificiales, obra sobre los procesos de experimentación en arte y tecnología. Artista Jorge Ocampo. 

El arte está determinado por el espectador que recibe la creación y decide si es o no arte. Un objeto como un cuadro de un paisaje per se no es arte, es la persona quien interviene, se emociona y observa si es una elaboración artística. Sobre esta idea, las IA podrían engendrar una pieza que pueda ser vista como arte.

Además de la definición de arte, también se pone en escena una revisión de la autoría. La llegada de las IA señala que el arte no siempre es propiedad del artista, sino un patrimonio universal, como indicó Diego Mauricio Vásquez Arias, docente e investigador de la universidad Eafit: «Al arte debe dársele la elevación justa, sin exagerar. Ya vivimos una época en la que se quebró la concepción de las “bellas artes”, que relegaban al terreno de lo intocable o inescrutable a las esculturas y cuadros que estaban en los museos. El arte está también en la experimentación y en sus elementos disruptivos».

Aunque se obviara la importancia concedida en la actualidad a la autoría de una obra, la ética es un factor ineludible que lleva a la cuestión de qué hace un artista y qué una máquina. En ese sentido, será un reto empresarial el desarrollo de aplicaciones que permitan al usuario distinguir creaciones de ambos. Sin embargo, los investigadores están de acuerdo en que, más que temer a las IA, deberán ser analizadas y utilizadas como factores aliados.

«Las IA son también una invitación a vincularnos con preguntas a los adelantos globales, ya que en otros países hay muchos desarrollos, pero en la ciudad aún se está trabajando desde lo experimental. Lentamente nos dirigimos a un proceso más inquisitivo, como está sucediendo con la cultura a escala global», concluyó Restrepo Acevedo.

La influencia del cine

Muchas preconcepciones que se tienen sobre las IA vienen de una influencia del cine de ciencia ficción. «Personajes cinematográficos como HAL 9000, que aparece en la película 2001: A Space Odyssey; Eva, de Ex Machina; J.A.R.V.I.S., de Iron Man, y Data, de Star Trek, han marcado profundamente los miedos y las esperanzas de la mayoría ante el alcance de las IA, por eso hemos revestido a las máquinas de comportamientos humanos. No hay que temer a ver en las herramientas tecnológicas asuntos que sí tenemos los humanos», opinó Dara Hincapié Mejía, física y creadora del coloquio de Ciencia Ficción del Parque Explora.

Las IA dependen también de la programación que les entrega su creador. En este sentido, cabe la posibilidad de verlas como mecanismos de conocimiento a través de los cuales los artistas y creadores de diversos campos pueden nutrir sus saberes e innovar sobre su trabajo.

Z7_89C21A40L06460A6P4572G3385
Z7_89C21A40L06460A6P4572G3387
Z7_89C21A40L06460A6P4572G33O4
Z7_89C21A40L06460A6P4572G33O6
Lo más popular
Z7_89C21A40L06460A6P4572G3340
 
Universidad de Antioquia | Vigilada Mineducación | Acreditación institucional hasta el 2033 | NIT 890980040-8
Recepción de correspondencia: calle 70 No. 52 - 21 | Apartado Aéreo 1226 | Dirección: calle 67 No. 53 - 108 | Horario de atención
Conmutador: [57 + 604] 219 8332 | Línea gratuita de atención al ciudadano: 018000 416384 | Fax: [57 + 604] 263 8282
Peticiones, quejas, reclamos, sugerencias, denuncias, consultas y felicitaciones
Política de tratamiento de datos personales
Medellín - Colombia | Todos los Derechos Reservados © 2020