Teclas de Ayuda de acceso Rápido

ALT + 1 Inicio

ALT + 2 Noticias

ALT + 3 Mapa de sitio

ALT + 4 Búsqueda

ALT + 5 Preguntas frecuentes

ALT + 6 Atención al ciudadano

ALT + 7 Quejas y reclamos

ALT + 8 Iniciar Sesión

ALT + 9 Directorio telefónico

Botones de Accesibilidad

Letra:

Contraste:

Esp
viernes, 22 de octubre 2021
22/10/2021
Síguenos

Sociedad

UdeA Noticias
Academia Sociedad

El juego en función de la construcción de paz

11/10/2021
Por: Yenifer Aristizábal Grajales - Periodista

Desde 2019 varios estudiantes de la Universidad de Antioquia iniciaron un diálogo con docentes rurales de Ituango para promover la educación corporal y, al tiempo, impulsar una cultura de paz. Por su impacto social, esta experiencia, que ya se ha replicado en otros municipios, obtuvo el reconocimiento Presencia de la Universidad en la Sociedad, entregado en el Día Clásico UdeA 2021.

Este proyecto de construcción de paz inició como una práctica de estudiantes de Licenciatura en Educación Física y Deportes, en la que participaron inicialmente 60 docentes de Ituango. Foto: cortesía Paola Acevedo Carmona. 

El proyecto de práctica escolar Educar y Jugar para una Cultura de Paz inició en 2019, en las montañas del Norte de Antioquia. Con él, Laura Correa Parra, Santiago Parra Meneses y Paola Acevedo Carmona —estudiantes de la Licenciatura en Educación Física y Deportes de la Universidad de Antioquia— le apostaron a conectar la academia con la realidad de la educación física rural, especialmente del municipio de Ituango, donde el trabajo inició con alrededor de 60 maestros participantes. 

La hoja de ruta desarrollada en este proyecto abordó temas como la niñez, los padres de familia, el Estado, la educación sexual, la educación física, todo ello bajo un paraguas más amplio como es la educación corporal rural y su relación frente a la construcción de paz. 

A Néstor Úsuga Rengifo, docente ituanguino, el tema le resonó de inmediato, ya había trabajado alrededor de esta idea con estudiantes de la Institución Rural José Félix de Restrepo, en la vereda Chontaduro. Su objetivo era poder contribuir a que los estudiantes asimilaran más fácil el contexto en el que vivían, permanentemente amenazado por un conflicto que lleva décadas y se reconfigura permanentemente. 

«De alguna manera se dio una sinergia entre lo que ellos traían y lo que yo estaba haciendo en el aula, porque proponía actividades lúdicas, deportivas y recreativas que tuvieran como objetivo generar una catarsis en los chicos, donde se dieran cuenta de que además de un contexto de conflicto y guerra, de años, también hay uno más agradable que es el del deporte y la recreación, que genera lazos de convivencia, amistad y empatía». indicó Úsuga Rengifo, actualmente docente en la Institución Educativa Pedro Nel Ospina, en el casco urbano de Ituango. 

Para William Moreno, profesor de la Alma Máter y asesor de este proyecto, la iniciativa reconoce a la «gente que está haciendo deporte y recreación en las condiciones más difíciles en zonas muy profundas». Los estudiantes que la adelantaron desde un inicio, resaltó Moreno, supieron conjugar esfuerzos con actores municipales como líderes, maestros y estudiantes. «Supieron mantener una comunicación en medio de toda la dificultad del aislamiento y supieron aunar esfuerzos de egresados y estudiantes de otros semilleros. Esa parte interinstitucional e interdisciplinar la hicieron de forma práctica», expuso el también coordinador del Grupo de Investigación Prácticas Corporales, Sociedad, Educación-Currículo —PES— del Instituto de Educación Física y Deporte. 

Este proyecto no estuvo al margen de los desafíos planteados por la pandemia de la covid-19. Después de llevar varias sesiones presenciales, la emergencia sanitaria tocó las puertas de Ituango: «Ahí nos exigió replantearnos la propuesta de que con el material que habíamos recaudado con los profesores hasta entonces, se pudiera aprovechar en otros medios digitales y reconocer la voz de los y las profesoras que vivían el día a día en las escuelas, para que compartieran sus saberes», explicó Paola Acevedo Carmona, una de las investigadoras.

El proyecto inició en este municipio del Norte antioqueño, pero rápidamente y conjugado con el trabajo en el semillero del grupo de investigación PES, al que pertenecen los estudiantes, se expandió a otros territorios como Caldas, El Bagre, Nariño y Segovia, con un acompañamiento permanente por parte de la Unidad Especial de Paz de la Universidad. «En el momento en que empezamos a compartir la hoja de ruta que habíamos construido con los profesores de Ituango empezó a expandirse el proyecto, porque no queríamos que se quedara solo en un territorio», explicó Acevedo Carmona. 

La intención de ampliar el impacto territorial es que los profesores puedan compartir las experiencias y conocimientos de su contexto, para promover la formación entre pares, al tiempo en que encuentran puntos comunes de la educación rural en zonas afectadas por el conflicto armado.

La importancia del juego

La iniciativa Educar y Jugar para una Cultura de Paz se ha desarrollado para generar espacios de convivencia, tolerancia y respeto por el otro, desde la perspectiva del juego. Esta misma iniciativa, con algunas modificaciones, fue implementada en zona rural de Bello por el semillero del grupo de investigación Ocio, Recreación y Tiempo Libre, en una comunidad de personas desplazadas víctimas de la violencia. 

«El juego tiene una profundidad en la posibilidad de construir valores de solidaridad, cooperación, respeto por la corporalidad del otro y el reconocimiento a través de su movimiento. Posibilita identificar la capacidad que tiene el sujeto, la potencialidad en muchos elementos de sus relaciones sociales», explicó Rodrigo Arboleda Sierra, docente jubilado y coordinador del Nodo de Unidad Especial para la Paz, en la Ciudadela Robledo, constituido por la Escuela de Nutrición y Dietética, la Facultad de Ciencias Agrarias y el Instituto de Educación Física y Deportes. 

Para Arboleda Sierra, esta metodología recoge la importancia del juego como herramienta para entender la diversidad y la diferencia, al tiempo que evidencia la capacidad del sujeto desde el punto de vista cognitivo, afectivo, motriz, para llevarlo a la práctica con las comunidades rurales. 

Gracias al trabajo desarrollado en esta práctica, la estudiante Laura Correa Parra y el profesor William Moreno, recibieron en representación del grupo y de manos del vicerrector de Extensión, David Hernández (centro), el reconocimiento Presencia de la Universidad en la Sociedad 2021. Foto: Dirección de Comunicaciones / Alejandra Uribe.  

«Nosotros estamos convencidos de que en el juego trasciende el aspecto lúdico y en este está la posibilidad de ir a la base social, de transformar el sujeto y formar el ciudadano», señaló el docente quien destacó además que en el reconocimiento de esta iniciativa en el Día Clásico, en la conmemoración de los 218 de la Universidad de Antioquia, se reconoce también el campo disciplinar, que trasciende el deporte de espectáculo y de competencia: «Se da una lectura de potencial académico del Instituto como una disciplina científica y una posibilidad de ejercer procesos de transformación en una sociedad tan compleja como la nuestra».

Para Paola, al igual que sus compañeros que hicieron parte de este trabajo, la iniciativa es valiosa porque propició un diálogo y una escucha activa alrededor de actores vinculados con la educación rural en zonas afectadas por el conflicto armado. «Lo que más rescato del proceso fue que los profesores rurales pudieron ser parte activa y compartir sus experiencias a nivel didáctico, pedagógico y que estos transcendieran a una institución de educación superior que forma futuros profesores. Es importante la formación en esa realidad que ellos viven» concluyó la investigadora.

Lo más popular
 
Universidad de Antioquia | Vigilada Mineducación | Acreditación institucional hasta el 2022 | NIT 890980040-8
Recepción de correspondencia: calle 70 No. 52 - 21 | Apartado Aéreo 1226 | Dirección: calle 67 No. 53 - 108 | Horario de atención
Conmutador: [57 + 604] 219 8332 | Línea gratuita de atención al ciudadano: 018000 416384 | Fax: [57 + 604] 263 8282
Peticiones, quejas, reclamos, sugerencias, denuncias, consultas y felicitaciones
Política de tratamiento de datos personales
Medellín - Colombia | Todos los Derechos Reservados © 2020