Z7_89C21A40L06460A6P4572G3304

Teclas de Ayuda de acceso Rápido

ALT + 1 Inicio

ALT + 2 Noticias

ALT + 3 Mapa de sitio

ALT + 4 Búsqueda

ALT + 5 Preguntas frecuentes

ALT + 6 Atención al ciudadano

ALT + 7 Quejas y reclamos

ALT + 8 Iniciar Sesión

ALT + 9 Directorio telefónico

Botones de Accesibilidad

Letra:

Contraste:

sábado, 26 de noviembre 2022
26/11/2022
Síguenos
Z7_89C21A40L06460A6P4572G3305

Periódico Alma Máter

Z7_89C21A40L06460A6P4572G3307
UdeA Noticias
Z7_89C21A40L06460A6P4572G3386
Academia Sociedad Gente UdeA Vida

Al cuidado de pacientes sin voz

09/03/2022
Por: Jennifer Restrepo de la Pava

Entre los pacientes del médico veterinario Juan Pablo Villegas Tabares se cuentan hipopótamos, grandes felinos, serpientes, bovinos, equinos, primates, coatíes, hurones, gallos y peces. Se destaca en el país por su trabajo en neurología, ortopedia e imágenes avanzadas, radiología y resonancia magnética.

Juan Pablo Villegas —izquierda— y el equipo de trabajo del Parque de la Conservación de Medellín en la cirugía de la leona Valentina el año pasado. Foto: cortesía Parque de la Conservación de Medellín.

Ya sea en el quirófano de una clínica o en uno improvisado a cielo abierto, la rutina del médico veterinario Juan Pablo Villegas Tabares es salvar vidas o mejorarlas. Grandes especies, fauna silvestre, animales exóticos, de compañía y mascotas no convencionales, todos tienen una oportunidad. No importa el tamaño, el peso o la especie, tampoco su enfermedad. 

Valentina, una leona de 14 años operada por una infección bacteriana en su útero y una peritonitis en junio de 2021 en el Parque de la Conservación de Medellín anteriormente zoológico Santa Fe , es una de las pacientes más recientes de grandes felinos del médico veterinario. La cirugía por fractura de tibia en un mapache, la fractura de húmero en un gallinazo y otras cirugías ortopédicas en un canario y un hámster, son algunos de los últimos casos que recuerda. «Otros de los animales complejos son los peces, pues practicar una cirugía en el agua requiere otros procesos diferentes», expresó el profesional de la Universidad de Antioquia.

Entre sus casos más representativos se cuentan las esterilizaciones a cuatro hipopótamos —tres machos y una hembra— que habitan las inmediaciones de Puerto Triunfo y Doradal, en el Magdalena Medio antioqueño. «Las cirugías de los tres machos han sido en campo abierto, donde su quirófano se adapta al sitio donde se anestesian. Somos un equipo de trabajo de cirujanos, anestesiólogos, auxiliares e instrumentadores, entre otros; todo es un reto, desde el traslado de los equipos hasta la zona como la misma captura del animal. En la primera cirugía que hicimos llegamos a caballo, y para poder girar el paciente anestesiado que pesaba cerca de 3000 kg se utilizó una retroexcavadora».

La variedad de especies que tiene como pacientes representan un reto profesional diario para él y los equipos médicos a los que pertenece. «Hacer cirugía cardiovascular, operar un corazón, me llena de adrenalina; hace un par de años se implantó el primer marcapasos en un gato. Operar una columna me llama la atención; pero operar un cerebro, para mí además de ser lo más fascinante, me pone temeroso porque es un órgano vital y muy delicado. Los movimientos de la microcirugía tienen que ser extremadamente precisos y no se puede fallar. Hacemos algunos tipos de cirugías de cráneos, extracción de tumores, derivaciones de quistes, descompresiones, derivaciones para hidrocefalias, pero cada día surgen más retos en las cirugías», enfatizó Villegas Tabares.

Miles de casos, múltiples especies


Juan Pablo Villegas Tabares también es profesor universitario y participa de espacios de capacitación para profesionales de la medicina veterinaria. Foto: cortesía Juan Pablo Villegas.

Ese amor «infundado» de quien crece rodeado de animales lo llevó a pensar en curarlos, sanarlos y calmar su dolor. «Anteriormente, la veterinaria era muy limitada, si cualquier animalito se enfermaba no era posible hacerle tratamientos, moría o había que practicarle la eutanasia. Para mí era un reto estudiar en la Universidad de Antioquia, por ser una muy buena institución, además de ser pública; en esa época —entre 2002 y 2003— era la única en Antioquia que tenía Medicina Veterinaria. Si tuviese la oportunidad de presentarme nuevamente a esta universidad, lo haría», señaló Juan Pablo Villegas, quien también se especializa en el área de imagenología.

Durante sus últimos años como estudiante de Medicina Veterinaria en la UdeA, cursó algunas materias de profundización que lo llevaron por este camino. Realizó sus prácticas en el zoológico de Matecaña, en Pereira, Risaralda, donde tuvo la oportunidad de trabajar en casos quirúrgicos y ortopédicos en distintas especies. Después del pregrado, Juan Pablo se unió a distintos centros de rescate para hacer valoraciones de fauna silvestre. En la actualidad, continúa su trabajo con algunos de ellos atendiendo casos de animales con politraumatismos.

Aunque no recuerda con exactitud cuál fue su primer paciente ni la cantidad que ha tratado, este médico veterinario en promedio practica entre dos y ocho cirugías diarias. «Mis padres estaban orgullosos de su hijo y llevaban un récord de cuántas cirugías había hecho. El último registro que teníamos medianamente confiable fue hasta 2013 y ya habíamos pasado las 4000 cirugías de múltiples especies».

Como parte de su rutina también hay casos clínicos que le «rompen el corazón». Juan Pablo confesó que es muy fácil encariñarse con sus pacientes. «Esto es un estilo de vida que no tiene horarios, que se puede llevar horas y jornadas seguidas. Y aunque trabajo con animales, la parte humana es fundamental, esto mueve las fibras de amor, ternura y dolor».

Los pacientes que más llaman su atención son los grandes felinos: tigres, leones y jaguares, principalmente el jaguar. «Es un animal endémico de Colombia muy valioso para nuestro ecosistema. En grandes felinos hemos tenido cirugías complicadas: obstrucciones intestinales, tumores intestinales, remociones de masa, fracturas de huesos largos, cirugías de columna y neurocirugía, son algunos de los procedimientos que más recuerdo», indicó el magíster en Medicina Interna y Cirugía de Pequeñas Especies Animales, con énfasis en neurología y ortopedia.

Agregó que actualmente explora nuevas alternativas quirúrgicas para algunas patologías que no son fácilmente operables. «Mi reto en este momento está en una cirugía del cerebro llamada ventriculostomía del tercer ventrículo, una cirugía para animales con hidrocefalia, es decir, para cualquier especie. En este caso sería para perros, ya que su patología es más común de encontrar en algunas razas. Ahora hay más posibilidades de realizar este tipo de cirugías, pero la logística, los costos y otros factores conllevan a que la cirugía de cráneo tenga un volumen bajo en la medicina veterinaria».

«Esta no es una carrera bien remunerada en el país. No nos consideran del área de la salud, nos consideran pecuarios, sin embargo, de una forma u otra nosotros hacemos lo mismo con respecto a la salud de los pacientes, que los nuestros no hablen es otra cosa. Mientras el médico estudia para una sola especie, nosotros estudiamos para atender a muchas».

Ha recorrido el país participando de obras sociales enfocadas en el bienestar animal. En septiembre del año pasado viajó a Bahía Solano, Chocó, para realizar jornadas de promoción y prevención en animales de compañía, con esterilizaciones para perros y gatos, además de la atención de distintos casos médicos.

A Juan Pablo lo acompaña un equipo de anestesiólogos, médicos veterinarios alternos, auxiliares e instrumentadores quirúrgicos que salvan vidas a su lado diariamente. Apuntó que, independiente del trabajo del cirujano, el acompañamiento de un buen grupo consolidado que conozca a cada especie es fundamental para el éxito de la cirugía, el posquirúrgico, la recuperación o cualquier otro procedimiento.

Z7_89C21A40L06460A6P4572G3385
Z7_89C21A40L06460A6P4572G3387
Z7_89C21A40L06460A6P4572G33O4
Z7_89C21A40L06460A6P4572G33O6
Lo más popular
Z7_89C21A40L06460A6P4572G3340
 
Universidad de Antioquia | Vigilada Mineducación | Acreditación institucional hasta el 2022 | NIT 890980040-8
Recepción de correspondencia: calle 70 No. 52 - 21 | Apartado Aéreo 1226 | Dirección: calle 67 No. 53 - 108 | Horario de atención
Conmutador: [57 + 604] 219 8332 | Línea gratuita de atención al ciudadano: 018000 416384 | Fax: [57 + 604] 263 8282
Peticiones, quejas, reclamos, sugerencias, denuncias, consultas y felicitaciones
Política de tratamiento de datos personales
Medellín - Colombia | Todos los Derechos Reservados © 2020