Teclas de Ayuda de acceso Rápido

ALT + 1 Inicio

ALT + 2 Noticias

ALT + 3 Mapa de sitio

ALT + 4 Búsqueda

ALT + 5 Preguntas frecuentes

ALT + 6 Atención al ciudadano

ALT + 7 Quejas y reclamos

ALT + 8 Iniciar Sesión

ALT + 9 Directorio telefónico

Botones de Accesibilidad

Letra:

Contraste:

Esp
viernes, 26 de febrero 2021
26/02/2021
Síguenos

Opinión

UdeA Noticias
Opinión

Tras las huellas de Francia en la UdeA

31/07/2017
Por: Juan Diego Restrepo Toro – UdeA Noticias

Lo que más me gusta de la Universidad de Antioquia es que tiene una cantidad de historias de distintas épocas, cuyos rastros quedan visibles en sitios como el centro de Medellín o en la tradición en ciencias médicas. Arquitectura y medicina, una manera de rastrear la influencia francesa en la Alma Máter.

 

Entre las páginas de la historia universitaria está Tomás Bernal, un egresado de la primera promoción de 1875 de la Escuela de Medicina, quien como varios de sus compañeros continuó con sus estudios en Paris, donde fue un “alumno aventajado” y ganó una medalla de oro “entre 500 participantes en uno de los concursos de anatomía que realizaba el doctor Fort”, según el profesor Tiberio Álvarez; una una noticia que hoy sería etiquetada en redes sociales como #OrgulloUdeA. 

A propósito de Francia como invitada de este año al programa De País en País, releí los estudios sobre la influencia francesa en la Universidad de Antioquia del profesor Tiberio Álvarez, quien cuenta que cuando la Escuela de Medicina abrió sus puertas en 1872, París era la “meca” de las ciencias médicas.

En aquella época, Estados Unidos de Colombia era un estado federal con una incipiente infraestructura en educación y transporte. Tomás Bernal y otros egresados trajeron textos nuevos, cambios curriculares e innovaciones tales como implementar concursos para ocupar plazas vacantes en el hospital, la creación del cuerpo de médicos interno y externo, y adecuaciones en la arquitectura hospitalaria que se concretaron en el antiguo Hospital de Caridad y, a partir de 1912, en la construcción del Hospital Universitario San Vicente de Paul. Hoy sobreviven los principios de la influencia francesa en este hospital del norte del centro de Medellín: pabellones separados, aireados y de techos altos. 

“Querían aprender, pero también mostrar al mundo que allá muy lejos, en su Estado Soberano, tenían una escuela médica”, dice Álvarez y cuenta que más allá de la infraestructura, los preceptos pedagógicos franceses fueron acogidos en estas tierras antioqueñas: “comprender para aprender, razonar más que memorizar, precisar el lenguaje y respetar su pureza”.

Esto supuso un cambio de paradigma en las maneras de enseñar y aprender. Si bien la influencia de la Iglesia Católica se mantuvo, las lecciones dejaron de ser letanías incuestionables o salmos responsoriales, lo que contribuyó en un mayor desarrollo de la medicina antioqueña. 

También relata Tiberio Álvarez cómo con el tiempo llegaron los conocimientos de la llamada “medicina de laboratorio”, gracias a los adelantos de Bernard en fisiología y de Pasteur en bacteriología. A pesar de las innovaciones, los retos eran grandes para una Medellín de 50.000 habitantes. Uno de los padres de la medicina antioqueña, Manuel Uribe Ángel, advertía las dificultades y oportunidades

“Carecemos de un anfiteatro anatómico, no tenemos pabellón quirúrgico; las vivisecciones nos son desconocidas; los laboratorios químicos nos vienen con la paz y se nos van con la guerra; hay ausencia completa de bibliotecas [...] las juntas académicas no se han formado aún [...] la Universidad embrionaria [...] pero con deseos eminentemente puros por el progreso de nuestras facultades, es todo aquello de que podemos disponer y todo lo que revela una promesa”

A los cambios en la organización arquitectónica hospitalaria, del personal médico y del ejercicio clínico, se sumó la llegada de la fotografía médica a Medellín. Desarrollada en Francia, la fotografía tuvo muchos adeptos en tierras antioqueñas, como Benjamín de la Calle y Melitón Rodríguez, quienes captaron las clases de anatomía o retrataron a los médicos de la época. La fotografía médica sirvió como registro de procesos de enfermedad, apoyo a la enseñanza, consulta de casos raros o interesantes, y como documentación gráfica y quirúrgica.

Cada conocimiento y experiencia que médicos y otros profesionales trajeron de Francia fue fortaleciendo la incipiente medicina antioqueña. Hoy, como Tomás Bernal hace 140 años, son muchos los estudiantes, egresados y profesores que estudian o investigan en Francia, en distintas áreas del conocimiento. La Universidad de Antioquia cuenta con 26 convenios internacionales activos con instituciones francesas. Además, las facultades de Ciencias Exactas y Naturales, Educación y Medicina recibieron docentes galos en sus aulas en el último año.

Pienso en cómo han cambiado las maneras de viajar a estudiar en el exterior entre aquella época y la actualidad, mientras observo cómo permanece la influencia francesa en edificios del centro de Medellín como el de la Facultad de Medicina y la Antigua Escuela de Derecho, ambos diseñados por Agustín Goovaerts, que no era francés sino belga, pero fue uno de los arquitectos que representó el neoclasiscismo francés, que se propuso la construcción de edificios que contribuyan con la mejora de la calidad de vida de los hombres.

Como se conservan las fotos de médicos, estudiantes y pacientes de la época, gracias a la fotografía médica, en estos edificios se mantienen los valores estéticos del pensamiento ilustrado como son sencillez, simetría y belleza, y que hacen manifiesta la influencia francesa en la Universidad y en el centro de Medellín desde hace más de un siglo. 

Nota

Este es el espacio de opinión del Portal Universitario, destinado a columnistas que voluntariamente expresan sus posturas sobre temáticas elegidas por ellos mismos.  Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores y no reflejan una opinión o posición institucional de la Universidad de Antioquia. Escriba y envíenos sus columnas de opinión al correo electrónico: udeanoticias@udea.edu.co

Lo más popular
 
Universidad de Antioquia | Vigilada Mineducación | Acreditación institucional hasta el 2022 | NIT 890980040-8
Recepción de correspondencia: calle 70 No. 52 - 21 | Apartado Aéreo 1226 | Dirección: calle 67 No. 53 - 108 | Horario de atención
Conmutador: [57+4] 219 8332 | Línea gratuita de atención al ciudadano: 018000 416384 | Fax: [57+4] 263 8282
Peticiones, quejas, reclamos, sugerencias, denuncias, consultas y felicitaciones
Política de tratamiento de datos personales
Medellín - Colombia | Todos los Derechos Reservados © 2020