Teclas de Ayuda de acceso Rápido

ALT + 1 Inicio

ALT + 2 Noticias

ALT + 3 Mapa de sitio

ALT + 4 Búsqueda

ALT + 5 Preguntas frecuentes

ALT + 6 Atención al ciudadano

ALT + 7 Quejas y reclamos

ALT + 8 Iniciar Sesión

ALT + 9 Directorio telefónico

Botones de Accesibilidad

Letra:

Contraste:

Esp
viernes, 15 de enero 2021
15/01/2021
Síguenos

Periódico Alma Máter

UdeA Noticias
Sociedad Vida

Con novedoso modelo el HPTU evita errores en medicación

23/11/2020
Por: Carlos Olimpo Restrepo S.- Periodista

Un modelo de farmacia clínica, propuesto por el investigador Johan Granados Vega, fue recientemente destacado por la Federación Internacional de Farmacéuticos. Su propuesta coincide con lo planteado por la OMS para reducir, a la mitad y en los próximos cinco años, los daños graves y evitables relacionados con errores en la medicación.

El modelo propuesto por el investigador de la Universidad de Antioquia, Johan Granados Vega, fue evaluado en el Hospital Pablo Tobón Uribe —HPTU—. Foto: Kendal / Unsplash.

Una reducción del 48 % en los errores relacionados con la medicación es el logro más importante del modelo desarrollado por Johan Granados Vega en su trabajo para obtener el doctorado en Ciencias Farmacéuticas y Alimentarias —en la línea atención farmacéutica—.

La propuesta de este químico farmacéutico de la Universidad de Antioquia, con maestría en Epidemiología por la Universidad CES, empezó a construirse en julio de 2016, nueve meses antes de que la Organización Mundial de la Salud —OMS— lanzara la iniciativa Reto Mundial por la Seguridad del Paciente, para reducir a la mitad «los daños graves y evitables relacionados con la medicación en todos los países en los próximos cinco años», según una comunicación de marzo de 2017 emitida por el organismo internacional.

«Con el modelo de práctica de farmacia clínica llegamos a una disminución del 48 %, acorde con la meta planteada por la OMS», sostuvo Granados, quien indicó que el llamado del organismo internacional le reafirmó la importancia de trabajar en esta línea de investigación.

«Los errores de medicación en el proceso de atención en salud son un problema de salud pública y se les considera como la tercera o cuarta causa de muerte en el mundo», aseguró Pedro Amariles Muñoz, coordinador del Grupo de Investigación Promoción y Prevención Farmacéutica –PyP Farmacéutica– de la Universidad de Antioquia, quien, junto con la profesora Andrea Salazar, dirigió la tesis doctoral de Granados.

«Con este trabajo —agregó Amariles— se logra demostrar que un programa de farmacia clínica en una institución hospitalaria contribuye efectivamente a reducir los errores de medicación, este es el gran valor del desarrollo de Johan», quien también hace parte del grupo PyP Farmacéutica.

El proceso

Granados, junto con otros compañeros de trabajo, en especial el químico farmacéutico Juan Pablo Botero —jefe de Farmacia Clínica—, propuso a la dirección del Hospital Pablo Tobón Uribe —HPTU— evaluar el modelo de atención en farmacia clínica por medio de un ensayo clínico de cuña escalonada, un método novedoso y poco frecuente en la investigación en las ciencias farmacéuticas en el mundo.

«La idea, cuando iba a iniciar el doctorado, fue evaluar la eficacia de este modelo que se creó, y determinar si disminuía la presencia de errores de medicación durante la hospitalización de los pacientes», explicó el investigador. «Al inicio de la investigación las unidades de hospitalización no tenían aplicación del modelo de atención en farmacia clínica, pero al final del estudio estas contaban con la implantación del modelo; eso es una de las consideraciones más importantes del método con el cual realizamos el estudio», precisó.

El proceso permite un seguimiento estrecho a la medicación en todas sus etapas: la selección y adquisición por parte de la farmacia hospitalaria, la prescripción del médico, la orden a la farmacia para que lo verifique y dispense, la recepción en enfermería, la aplicación al paciente, la explicación a este sobre el uso correcto y el descarte. «En todo el proceso analizamos los errores y las maneras en que se podía intervenir para evitar que el paciente corriera riesgos en su salud relacionados con la medicación», recordó Johan Granados.

Para ello se dividió el trabajo en dos partes, una relacionada con la concientización de las personas que participan en todo el proceso, para que mantengan una comunicación fluida en relación con este aspecto; mientras la otra fue el desarrollo de una herramienta informática que alerta al químico farmacéutico.

«El estudio muestra que un programa estructurado de farmacia clínica, en el cual participan no solo los farmacéuticos sino también los otros actores de la salud, contribuye a reducir esos errores de medicación que pueden ocurrir en cualquiera de las etapas que tienen que ver con la cadena terapéutica de los medicamentos», afirmó Amariles.

El modelo fue destacado en septiembre, durante la Semana Mundial de la Farmacia, por la Federación Internacional de Farmacéuticos. Por ahora, se ha evaluado en el HPTU y además se ha iniciado una investigación sobre costo/efectividad de su implementación. En otras instituciones de tercer nivel también se han implementado procesos similares, buscando contribuir con la utilización adecuada de los medicamentos y, con ello, alcanzar los mejores resultados en salud con esta herramienta terapéutica. Sin embargo, sería muy necesaria la evaluación de sus efectos, utilizando para ello un diseño de estudio similar al utilizado en el HPTU.

Lo más popular
 
Universidad de Antioquia | Vigilada Mineducación | Acreditación institucional hasta el 2022 | NIT 890980040-8
Recepción de correspondencia: calle 70 No. 52 - 21 | Apartado Aéreo 1226 | Dirección: calle 67 No. 53 - 108 | Horario de atención
Conmutador: [57+4] 219 8332 | Línea gratuita de atención al ciudadano: 018000 416384 | Fax: [57+4] 263 8282
Peticiones, quejas, reclamos, sugerencias, denuncias, consultas y felicitaciones
Política de tratamiento de datos personales
Medellín - Colombia | Todos los Derechos Reservados © 2020