Teclas de Ayuda de acceso Rápido

ALT + 1 Inicio

ALT + 2 Noticias

ALT + 3 Mapa de sitio

ALT + 4 Búsqueda

ALT + 5 Preguntas frecuentes

ALT + 6 Atención al ciudadano

ALT + 7 Quejas y reclamos

ALT + 8 Iniciar Sesión

ALT + 9 Directorio telefónico

Botones de Accesibilidad

Letra:

Contraste:

Esp
miércoles, 15 de agosto 2018
15/08/2018
Síguenos

Academia

UdeA Noticias
Academia

“El déficit, lo más sensible para la Universidad”

08/08/2018
Por: Redacción - Alma Máter

John Jairo Arboleda Céspedes cumplió 100 días en la rectoría. La desfinanciación de las universidades públicas, la formulación del Plan de Acción, la evaluación financiera de la IPS Universitaria y el redireccionamiento del Programa de Salud, asuntos claves en el corto plazo para la Universidad de Antioquia.

Rector UdeA

A cien días de haber asumido el cargo y tras el periodo de empalme, ¿cuál es el frente más urgente para la rectoría de la Alma Máter?

—La Universidad, como cualquiera de las públicas del país, tiene grandes problemas financieros y dificultades para generar recursos de inversión. A la Institución le ha tocado hacer uso de la creatividad y la capacidad de gestión para allegar recursos que le permitan responder al reto de actualizarse. Definitivamente el déficit sigue siendo lo más sensible para la Universidad.

¿De cuánto dinero estamos hablando?

—La información que nos entregó la administración anterior en el empalme es que, para el año 2018, ese déficit es de 69 mil millones de pesos. El déficit acumulado se acerca a 113 mil millones. Distintos estudios han demostrado la desfinanciación a partir de 1992. Por eso vamos a emprender rápidamente medidas que lo disminuyan y aporten mayores ingresos.

El déficit se convirtió en una especie de “espanto”. ¿Qué riesgo representa realmente?

—El riesgo es enorme. Esta es la única universidad pública que no cobra la matrícula a estratos 1 y 2, y nos sentimos orgullosos de ello. O sea que los recursos son muy bien y transparentemente ejecutados. Logramos atender cerca de 5.000 estudiantes nuevos cada semestre, pero se presentan entre 35 mil y 40 mil. Por eso, para ampliar la cobertura necesitamos más recursos, que también nos permitan mantener la formación de excelencia con destacados resultados sociales y grandes resultados en investigación y extensión, como los que nos reconocen regional e internacionalmente. 

A propósito, ¿cuál es el compromiso de los gobiernos regionales?

—Es un asunto muy importante. Tenemos que explorar la posibilidad de que el Municipio de Medellín participe con recursos que hagan base presupuestal, porque la mayoría de nuestros estudiantes son de la ciudad; por la Ley 30 de 1992, el Municipio no tiene obligaciones de allegar recursos a la Universidad. Sin embargo, desde hace varios años, y gracias a los recursos de Estampilla, hemos logrado aportes muy importantes de EPM, la Alcaldía, el Idea, la FLA y otras instituciones. Pero tenemos que buscar más. También el Gobernador ha estado muy atento para encontrar vías que nos ayuden a apalancar recursos. Así mismo buscaremos la bancada antioqueña en el Congreso para que conozca lo que estamos haciendo, cuáles son nuestras necesidades de financiación y nuestros retos.

Parte de esos retos están en el Plan de Acción Institucional que le aprobó el Consejo Superior. ¿Cómo fue esa planeación?

—Fue un proceso muy interesante, con recomendaciones y el aval del Consejo Académico y de una parte de la comunidad universitaria. Es la ruta de trabajo con las metas que aspiramos conseguir para este trienio; además, lo pensamos de tal forma que tuviera total coherencia con el Plan de Desarrollo Institucional 2017-2027. Y por fortuna el Consejo Superior Universitario nos dio luz verde el pasado 31 de julio. 

¿Qué camino se plantea?

—Tenemos un buen Plan de Acción. Planteamos 7 líneas de acción, algunas se enfocan a asuntos como presencia de la Universidad en los territorios, el buen vivir de la comunidad universitaria, la construcción de relaciones de confianza con los estamentos y la gestión del financiamiento de la Universidad. En general hablamos de 22 programas, 79 proyectos y 49 indicadores que nos permitirán avanzar en la Universidad que nos hemos propuesto.

¿Qué costo tendrá la ejecución del Plan?

—Estimamos que la cifra se acerca a los 497.000 millones de pesos en el trienio. Pero esos recursos nos permitirán fortalecer significativamente los posgrados, mantener el nivel de calidad de los pregrados, resignificar la presencia de la Universidad en los territorios, aportar a la construcción de paz en el país y trabajar en la reacreditación institucional de alta calidad.

¿Cómo va el proyecto Complejo de la Salud?

—Estamos haciendo un análisis concienzudo. Es una obra grande, en área e inversión. Se hablaba de unos 220 mil millones de pesos autorizados para un empréstito, pero la cifra subía hasta los 270 mil millones. Tenemos el compromiso de resolver, de una vez, el problema de infraestructura de la Facultad Nacional de Salud Pública, que había dicho que no iba a ser partícipe del proyecto, pero ahora tenemos un equipo tratando de encontrarle salidas a esta situación. Queremos construir una nueva sede que permita mostrarle al país los aportes de la Universidad en materia de salud, pensando en todas sus dimensiones.

En su posesión, el Gobernador le pidió trabajar por la IPS Universitaria. ¿Qué se ha avanzado allí?

—Los problemas financieros de la IPS vienen de tiempo atrás, sobre todo en cartera; todo el sistema de salud en Colombia viene acumulando problemas en ese aspecto. Pero seguimos con el propósito de ser una de las mejores IPS de Latinoamérica. Ya entregamos la operación de la sede en Barranquilla y buscamos salir también, de manera tranquila, de San Andrés Islas, porque genera grandes problemas financieros para la Universidad. En los próximos tres años buscamos disminuir esa cartera, focalizar nuestros servicios en Antioquia y fortalecer nuestra presencia a través de la Clínica León XIII.

¿Y el Programa de Salud?

—Tenemos todo el compromiso de mejorarlo y fortalecerlo. Hicimos cambios a partir de una serie de reuniones que sostuvimos. También analizamos quejas sobre el servicio y conformamos un nuevo equipo que se encargue de mirar el asunto con otros ojos y que haga propuestas para mejorar el servicio con los usuarios del Programa, que son principalmente nuestros empleados y profesores.

En estos 100 días también hubo un acercamiento y acuerdos con las agremiaciones universitarias…

—Sí. Es un tema que había sido aplazado desde la administración anterior porque llegaba un nuevo equipo de trabajo. Nosotros reasumimos esa tarea y tenemos firmado un acuerdo por tres años con Sintraunicol, que nos permite tener unas mejores condiciones laborales para los empleados. Además, firmamos acta de acuerdo por un año con la Asociación Sindical de Profesores Universitarios, Aspu, como muestra del compromiso que tenemos con los profesores de cátedra.

Lo más popular
54d4db3244a5e15c6a21152b_logo-renata.png
54d4db5924c957e253bd5fa5_logo-ruana.png
54d4db63ae77e15e6afe94a0_logo-universia.png
54d4db6add1988d75368ecff_logo-icetex.png
54d4db7744a5e15c6a211531_logo-colombiaprende.png
54d4db7edd1988d75368ed05_logo-gobiernolinea.png
54d4db86dd1988d75368ed09_logo-canalu.png
54d4db9644a5e15c6a211534_logo-cis.png
54d4db9d44a5e15c6a211535_logo-colciencias.png
54d4dba444a5e15c6a211539_logo-ips.png
Sistema Único de Información de Trámites - SUIT
54d4dbb7ae77e15e6afe94a4_logo-redemprendia.png
54d4dbbfdd1988d75368ed14_logo-colombia.png
Fundación Universidad de Antioquia
No + filas
No + filas
Hacemos Memoria
Universidad de Antioquia | Vigilada Mineducación | Acreditación institucional hasta el 2022 | NIT 890980040-8
Recepción de correspondencia: calle 70 No. 52 - 21 | Apartado Aéreo 1226 | Dirección: calle 67 No. 53 - 108 | Horario de atención
Conmutador: [57+4] 219 8332 | Línea gratuita de atención al ciudadano: 018000 416384 | Fax: [57+4] 263 8282
Peticiones, quejas, reclamos, sugerencias, denuncias, consultas y felicitaciones

Política de tratamiento de datos personales

Medellín - Colombia | Todos los Derechos Reservados © 2018