Teclas de Ayuda de acceso Rápido

ALT + 1 Inicio

ALT + 2 Noticias

ALT + 3 Mapa de sitio

ALT + 4 Búsqueda

ALT + 5 Preguntas frecuentes

ALT + 6 Atención al ciudadano

ALT + 7 Quejas y reclamos

ALT + 8 Iniciar Sesión

ALT + 9 Directorio telefónico

Botones de Accesibilidad

Letra:

Contraste:

Esp
lunes, 15 de octubre 2018
15/10/2018
Síguenos

Sociedad

UdeA Noticias
Sociedad

El reportaje como metodología del periodismo

09/02/2018
Por: Raúl Hernando Osorio Vargas - Facultad de Comunicaciones

En el día del periodista publicamos este texto que hace parte del libro "El reportaje como metodología del periodismo. Una polifonía de saberes", capítulo 3, “Reportaje en la metrópoli: una metodología. (Reportaje al reportaje)”, publicado por la Editorial Universidad de Antioquia. Texto publicado en el periódico Alma Máter.

La búsqueda infinita…

He aquí una lectura que no es completa ni exhaustiva de los reportajes citadinos. Aquí se buscaron una filosofía del periodismo y una teoría del reportaje como metodología. En las metáforas, en los rasgos de estas narrativas, encontramos los modos de mirar el mundo del humano ser. Ahí está la cosmovisión, el panorama variado de la multiplicidad de expresiones, las diversas hablas de profundas raíces populares. Medio de expresión del sentir urbano que no esquiva la realidad social, cultural ni política. Aquí las voces son el producto y la expresión de la ciudad, cuyos temas y motivos van desde el amor hasta las situaciones de injusticia social. El bagaje cultural adquirido en las esquinas de las calles nos muestra a los sobrevivientes rurales en el espacio de la urbe, donde comienza la gestión de la polifonía de las voces que, aunque distintas y diversas, suenan juntas para hacer de las observaciones, de las apreciaciones, importantes detalles que se agregan a los grandes temas determinantes de las luces y las sombras de nuestra cosmovisión en este siglo XXI. La cultura estimula nuevos estudios, nuevas lecturas, nuevas propuestas. Al leer los textos de los pioneros, los consagrados y los jóvenes narradores, viví una inmersión en las calles de esas ciudades, su historia, la historia de los desconocidos por los medios de comunicación, que hacen camino al andar y construyen la propia aventura humana. Rasgos en el texto que multiplican sentidos para que el recuerdo no muera.

Los valores transmitidos por el reportaje de ciudad son la reivindicación de la cultura generada por los habitantes en su amalgama múltiple. Las palabras nos señalan el horizonte: pobres, de escasos recursos, indios, urbanos, sencillos; horizonte pleno de lógica metafórica, imagen, amor, sentimiento comunitario, diálogo posible y expresivo. El reportaje esconde siempre algo de desconocido en espera de descubrimiento, en la búsqueda milenaria colecciona los tiempos humanos que continúan vivos en nuestras memorias, como culturas en diálogo, hostigadas por la necesidad de contar la trayectoria para saber (saborear) las leyes silenciosas que nos mueven y sentir los hilos de las épocas. Ahí encontramos la lucha por la vida, la lucha de los citadinos olvidados buscando su sentido universal en la aldea. El pasado está en todo. Raíces consagradas en lo cotidiano, en la búsqueda de modos, estilos en los secretos de la luz de la memoria. Poética y precisión al construir espacios, y detalles que iluminan los lugares, con la intención de comprender el espacio donde se vive. El ser humano en su geografía; como la definió Milton Santos, la geografía es la historia del espacio, y la historia, la geografía del tiempo. 

Al explorar lo que la persona sabe, ya que todo el mundo tiene un cofre, a pesar de que existan diversos y complejos tipos de memoria, se obtiene la diversidad de las voces y ese tono de algo sagrado. Así, ese signo heterogéneo es invertido, revertido, para alcanzar nuestra antropofagia; es eternamente reportaje. El mito del eterno retorno, la narrativa que siempre retorna, para surcar por los caminos de la convivencia entre nosotros y el mundo, acompaña las diferentes etapas de la evolución humana, para que un nuevo grupo de narradores surja con toda la fuerza, reinterpretando y comprendiendo, cada uno a su manera, el viaje de la esperanza del humano ser.

El reportaje es un ser en comunicación. La conversación se llama reportaje de las palabras, de los gestos, de las imágenes y de los diversos modos de comunicarse. Cada uno con su forma, a su modo, nutre nuestros diálogos humanos. Y a través de la narrativa encontramos la imagen de aquellos que son necesitados, en una ciudad afligida por el desempleo y la violencia, pero también en una ciudad con sus espacios de riqueza, desarrollo y bienestar. Y allí está el periodista para ponerse a dialogar con la ciudad como un todo humano, con sus diversos prismas, con sus múltiples hablas.

Al describir lugares y escenas en el tiempo, el reportaje-metodología se caracteriza por una especie de realismo mágico. La realidad es mágica por sí sola. No hay novedad en decir eso, pues los novelistas latinoamericanos han mostrado ese prisma de vida humana con una amplia marca de verdad y reconstitución histórica, y al mismo tiempo, han partido de una fina mirada lúcida para documentar y contextualizar la obra del mediador. Los héroes son verdaderos personajes de carne y hueso, seres de vida profunda con una cosmovisión del mundo. Son páginas abiertas a la voz de las personas que no tuvieron voz, los protagonistas de hechos sociales. El tema de los reportajes citadinos tiene libertad para la angulación, la entrevista, la captación. El habla es la sintonía para que el periodista recree desde su punto de vista y es su sensibilidad la que da el ritmo y el tono. Es como una danza en la era del tiempo.

Los reportajes citadinos son un espacio abierto a cada persona que contiene un universo lleno de sensibilidad, en el cual se establece un diálogo real para que no nos perdamos en la selva de la información globalizada, donde el humano ser termina siendo un número, un tornillo, una tuerca (aunque la gran ciudad sea el lugar y el momento en que los sujetos se confrontan con el mundo contemporáneo, donde la vida material, del intelecto y del espíritu presentan una diversidad de formas de mudanza y de resistencia). Ciudad, modos de vida de la cultura urbana, tiempo febril de multitud, soledad y crisis. Ciudad, lugar privilegiado para la observación participante, que es un método de conocimiento de un mundo diferente nacido con la sociología en los últimos años del siglo xix y primeros del siglo xx, y que navega con empatía y asombro por el modo de vida urbano y los enredos de la sociedad actual, en la que el perfil psicológico de los sujetos sugiere el tema del día, lugar de encuentro de las memorias diversas y oralidades de la metrópoli. El reportaje llega a otra sensibilidad, porque la ciudad es la gente…

[…]

La ciudad contemporánea y su infinidad de posibilidades, más allá de las calles, es un organismo vivo tejido de experiencias-vivencias compartidas. La ciudad es un vivificar las aventuras humanas, porque son las gentes quienes la viven y gracias a las seducciones de la conversación, de la entre-vista encuentro, del entre-ver más allá de los tiempos, se pueden conocer y narrar. Es decir, es posible conocer la ciudad en sus realidades complejas, contradictorias, intermedias y de tránsitos… ríos humanos, muchedumbres, laboratorios y espacios privilegiados de comprensión humana, donde el reportero, mirador nómada, vive y construye el conocimiento del periodismo transeúnte, habitante formador de libertad y de opinión; en otras palabras, formador de ciudadanos, ya que las dinámicas urbanas prefiguran la asunción de otras formas de ser y de estar en el mundo.

Correo del contacto
Correo del contacto
[57+4] 219 5026
54d4db3244a5e15c6a21152b_logo-renata.png
54d4db5924c957e253bd5fa5_logo-ruana.png
54d4db63ae77e15e6afe94a0_logo-universia.png
54d4db6add1988d75368ecff_logo-icetex.png
54d4db7744a5e15c6a211531_logo-colombiaprende.png
54d4db7edd1988d75368ed05_logo-gobiernolinea.png
54d4db86dd1988d75368ed09_logo-canalu.png
54d4db9644a5e15c6a211534_logo-cis.png
54d4db9d44a5e15c6a211535_logo-colciencias.png
54d4dba444a5e15c6a211539_logo-ips.png
Sistema Único de Información de Trámites - SUIT
54d4dbb7ae77e15e6afe94a4_logo-redemprendia.png
54d4dbbfdd1988d75368ed14_logo-colombia.png
Fundación Universidad de Antioquia
No + filas
No + filas
Hacemos Memoria
Universidad de Antioquia | Vigilada Mineducación | Acreditación institucional hasta el 2022 | NIT 890980040-8
Recepción de correspondencia: calle 70 No. 52 - 21 | Apartado Aéreo 1226 | Dirección: calle 67 No. 53 - 108 | Horario de atención
Conmutador: [57+4] 219 8332 | Línea gratuita de atención al ciudadano: 018000 416384 | Fax: [57+4] 263 8282
Peticiones, quejas, reclamos, sugerencias, denuncias, consultas y felicitaciones

Política de tratamiento de datos personales

Medellín - Colombia | Todos los Derechos Reservados © 2018