Teclas de Ayuda de acceso Rápido

ALT + 1 Inicio

ALT + 2 Noticias

ALT + 3 Mapa de sitio

ALT + 4 Búsqueda

ALT + 5 Preguntas frecuentes

ALT + 6 Atención al ciudadano

ALT + 7 Quejas y reclamos

ALT + 8 Iniciar Sesión

ALT + 9 Directorio telefónico

Botones de Accesibilidad

Letra:

Contraste:

Esp
domingo, 15 de septiembre 2019
15/09/2019
Síguenos

Periódico Alma Máter

UdeA Noticias
Gente UdeA

Trazos para la ciencia

09/09/2019
Por: Sergio Alejandro Ruiz Saldarriaga - Periodista

Lápices de colores, escuadras y hojas de papel hacen parte del equipo de rescate con el que se salvaguarda el conocimiento. Estos son los instrumentos con los que Consuelo García Ríos, ilustradora científica, le ha entregado su talento y gran parte de su vida a la ciencia.

Consuelo García Ríos. Fotos: Juan Pablo Hernández Sánchez.

Sujetada con algunas cuerdas en modo de arnés, el grupo de investigadores universitarios decidió que fuera ella quien descendiera por el profundo barranco en una de las zonas boscosas de Guatapé, en Antioquia. La misión, aquel día de 1985, era documentar gráficamente un ejemplar botánico inusual: «Una flor que parecía un masmelo blanco», recuerda.

Suspendida y con lápiz y papel en mano, logró medir e ilustrar cada detalle de aquella planta. La protagonista: Consuelo García Ríos, un referente de la ilustración científica en la Universidad de Antioquia. A mediados de la década de los setenta, Consuelo conoció ese lugar que sería su casa para la vida. Ingresó a la institución en medio de una época social y políticamente convulsionada, y siendo estudiante del pregrado en Artes Plásticas decidió postularse al vacante cargo de dibujante del Herbario Universidad de Antioquia —HUA—.

En ese entonces Consuelo no imaginó que, 27 años después, se jubilaría de la casa que la vio crecer, dejando un legado valioso y de gran importancia para la labor científica en la institución y en el país. Como ilustradora contó con rigurosos profesionales encargados de transmitirle los aspectos específicos que luego ella trasladaba al papel. Algunos de esos profesionales provenían de universidades e instituciones extranjeras, como el indonesio Djaja Doel Soejarto, quien hace precisamente 50 años fundó el HUA.

Y aunque Consuelo afirma que no logra dimensionar todo lo que aprendió en aquel templo de la botánica, resalta que el ilustrador es un intelectual renovado que se nutre cada vez que emprende un nuevo trabajo. El método, según dice, se basa en recolectar la mayor información para resaltar un aspecto en particular: el detalle.

«El trabajo del ilustrador científico es muy exigente, pues se debe estar muy concentrado en lo que se está haciendo porque cometer un error equivale a la creación de una nueva especie para la ciencia que luego no podrá ser respaldada», dice.

Como ilustradora científica tuvo la oportunidad de plasmar gran cantidad de especies descubiertas por los investigadores con los que trabajó: una de estas, por ejemplo, es la Piper perpuvillum Callejas, cuya ilustración fue publicada en Brittonia, la prestigiosa revista editada por el Jardín Botánico de Nueva York. La destreza de Consuelo, incluso, traspasó la botánica, pues también hizo trazos de especies de fauna de otros campos del saber como la antropología.

Maestra del detalle

 

 

Han pasado 11 años desde que Consuelo se jubiló. En sus planes estaba dedicarse a la labor social y retomar algunas tareas artísticas que le permitieran más libertad y descanso. 

Sus últimos años de trabajo los dedicó a formar biólogos en el campo de la ilustración mediante talleres cortos, como una manera de preservar el legado de su oficio. Incluso, su retiro generó un interés académico particular, abriendo camino en pregrados como Biología, donde se empezó a ofertar un curso electivo.

Una de sus pupilas fue Natalia Uribe, a quien la misma Consuelo propuso para que asumiera el nuevo curso. «Ese voto de confianza cambió mi camino académico», cuenta Uribe, actual docente de ilustración científica de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales, quien atesora de su maestra la conexión que se debe tener con aquello que se ilustra, siendo estéticamente agradable y científicamente correcto.

Los planes de Consuelo para su jubilación no duraron por mucho tiempo. A pocos meses de su retiro recibió una propuesta para dictar un curso sobre ilustración científica en la Facultad de Artes de la Alma Máter. Decidió aventurarse y desde hace una década se ha comprometido con la formación de nuevos ilustradores científicos para todos los campos del saber.

Su nombre se ha convertido en un referente entre los científicos que conocen su trabajo. Hoy la siguen buscando, pero su pasión como maestra la ha mantenido firme en su promesa: «Es el tiempo de esta nueva generación y son mis alumnos los que deben asumir ese papel», dice, empecinada en promover un oficio casi siempre anónimo, pero vital para la ciencia.

54d4db3244a5e15c6a21152b_logo-renata.png
54d4db5924c957e253bd5fa5_logo-ruana.png
54d4db63ae77e15e6afe94a0_logo-universia.png
54d4db6add1988d75368ecff_logo-icetex.png
54d4db7744a5e15c6a211531_logo-colombiaprende.png
54d4db7edd1988d75368ed05_logo-gobiernolinea.png
54d4db86dd1988d75368ed09_logo-canalu.png
54d4db9644a5e15c6a211534_logo-cis.png
54d4db9d44a5e15c6a211535_logo-colciencias.png
54d4dba444a5e15c6a211539_logo-ips.png
Sistema Único de Información de Trámites - SUIT
54d4dbb7ae77e15e6afe94a4_logo-redemprendia.png
54d4dbbfdd1988d75368ed14_logo-colombia.png
Fundación Universidad de Antioquia
No + filas
No + filas
ORACLE
Hacemos Memoria
Universidad de Antioquia | Vigilada Mineducación | Acreditación institucional hasta el 2022 | NIT 890980040-8
Recepción de correspondencia: calle 70 No. 52 - 21 | Apartado Aéreo 1226 | Dirección: calle 67 No. 53 - 108 | Horario de atención
Conmutador: [57+4] 219 8332 | Línea gratuita de atención al ciudadano: 018000 416384 | Fax: [57+4] 263 8282
Peticiones, quejas, reclamos, sugerencias, denuncias, consultas y felicitaciones
Política de tratamiento de datos personales
Medellín - Colombia | Todos los Derechos Reservados © 2018