Teclas de Ayuda de acceso Rápido

ALT + 1 Inicio

ALT + 2 Noticias

ALT + 3 Mapa de sitio

ALT + 4 Búsqueda

ALT + 5 Preguntas frecuentes

ALT + 6 Atención al ciudadano

ALT + 7 Quejas y reclamos

ALT + 8 Iniciar Sesión

ALT + 9 Directorio telefónico

Botones de Accesibilidad

Letra:

Contraste:

Esp
miércoles, 19 de septiembre 2018
19/09/2018
Síguenos

Opinión

UdeA Noticias
Opinión

La política como oficio

13/03/2018
Por: Fabio Humberto Giraldo Jiménez, profesor jubilado UdeA

El éxito en el oficio de la política, en un sentido ajeno a la definición teórica, depende fundamentalmente de cinco cosas grandes, aunque no sean grandes cosas.

Sabemos que en sentido general la política es una ciencia que ayuda a comprender las formas de organización y de gobierno de las sociedades humanas, especialmente de los estados; que en particular es la actividad propia de los gobernantes en ejercicio; y que, mas especificamente aun, es la actividad de los que aspiran a gobernar. También sabemos que todas las constituciones actuales reconocen por escrito que la democracia no es solamente una forma de gobierno sino fundamentalmente una clase de sociedad y que por tanto la democracia social y la democracia política son complementos inseparables.

En este sentido, el fin de una política democrática sería la implementación de normas y la legitimación de prácticas que logren un desarrollo adecuado y solidario de los dos complementos. Teniendo en cuenta esa definición podríamos trazar dos grandes ideologías políticas democráticas por el énfasis y asignar ideología específica a quienes hagan proselitismo con la intención de llegar a conformar un gobierno que enfatice en uno de ellos o que busque su equilibrio.

Lea también: Síndrome de Munchhausen político

De los tres significados de la política, la actividad más típica y popular es la que busca conseguir el mayor número posible de votos para llegar al gobierno o para sostenerlo, utilizando la mayor capacidad de persuasión posible y las técnicas más eficaces. Y como en épocas de tráfago electoral esa actividad se vuelve casi agónica, toda la racionalidad teórica de la política ligada a los fines cede su lugar a la inmisericorde tiranía de los medios. Y en este nivel de acción, los políticos de cualquier ideologia se identifican en el oficio de conseguir votos y terminan actuando de la misma manera.

A un oficio se accede sólo con la voluntad y sin ninguna certificación previa; el oficio puede llegar a ser un arte si se ejerce con ingenio y habilidad y, eventualmente, puede llegar a ser una profesión si se complementa y se sustenta con una pertinente y adecuada formación académica. Entendida en su sentido más específico, como una especie de pesca y acumulación de votos, la actividad política es un oficio igual al de las ventas, la tenería, la zapatería o la albañilería, aunque, por supuesto, la complejidad de su objeto la hace mas sofisticada. Más que conocimientos, que es la base de la aptitud, en ese oficio o arte se requieren habilidades y actitudes. De los primeros son propios la ciencia y la inteligencia, de la segunda lo son destreza, gracia, ingenio, mimetismo y maña; y de lo tercero, disposición de ánimo y carisma.

Son muy escasos los políticos que concentran conocimiento, habilidad y carisma. Al  contrario, una muy grande cantidad de nuestros políticos no pasan de ejercer esa actividad como un oficio en su sentido básico -pesca y acumulación de votos- y no pocas veces como oficio alterno o secundario; la inmensa mayoria lo ejercen como arte pero no sólo por la habilidad y el ingenio agregados al oficio, sino por la artificiosidad de sus prácticas y mañas; y muy pocos, demasiado pocos, la ejercen como profesión aunque tengan títulos universitarios acreditados que, frente a las demandas del oficio básico, terminan siendo recuerdos, incluso de algo que nunca sucedió.

Pero para tener éxito en el oficio de la política se necesita, además, la confluencia de un ego desmesurado tansfigurado en voluntad de poder y de dominio; una gran capacidad mimética para imitar las características de otros o para cambiar con ellas; una lengua larga y parlanchina ligada directamente a las órdenes del ego; una gran bolsa para financiar el despliegue del ego y perifonear su parloteo y una multitud emocionalmente dispuesta y/o racionalmente interesada. Es decir, que el éxito en el oficio de la política, en un sentido ajeno a la definición teórica, depende fundamentalmente de cinco cosas grandes, aunque no sean grandes cosas: ego desmesurado, mimética camaleónica, bolsa generosa, labia fecunda y una mulitud expectante.

Puede interesarle: Buen político o político bueno

Este texto fue publicado en el periódico ElMundo el martes 6 de marzo de 2018


Nota

Este es el espacio de opinión del Portal Universitario, destinado a columnistas que voluntariamente expresan sus posturas sobre temáticas elegidas por ellos mismos.  Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores y no reflejan una opinión o posición institucional de la Universidad de Antioquia. Escriba y envíenos sus columnas de opinión al correo electrónico: udeanoticias@udea.edu.co.

Correo del contacto
[57+4] 219 50 19
Lo más popular
54d4db3244a5e15c6a21152b_logo-renata.png
54d4db5924c957e253bd5fa5_logo-ruana.png
54d4db63ae77e15e6afe94a0_logo-universia.png
54d4db6add1988d75368ecff_logo-icetex.png
54d4db7744a5e15c6a211531_logo-colombiaprende.png
54d4db7edd1988d75368ed05_logo-gobiernolinea.png
54d4db86dd1988d75368ed09_logo-canalu.png
54d4db9644a5e15c6a211534_logo-cis.png
54d4db9d44a5e15c6a211535_logo-colciencias.png
54d4dba444a5e15c6a211539_logo-ips.png
Sistema Único de Información de Trámites - SUIT
54d4dbb7ae77e15e6afe94a4_logo-redemprendia.png
54d4dbbfdd1988d75368ed14_logo-colombia.png
Fundación Universidad de Antioquia
No + filas
No + filas
Hacemos Memoria
Universidad de Antioquia | Vigilada Mineducación | Acreditación institucional hasta el 2022 | NIT 890980040-8
Recepción de correspondencia: calle 70 No. 52 - 21 | Apartado Aéreo 1226 | Dirección: calle 67 No. 53 - 108 | Horario de atención
Conmutador: [57+4] 219 8332 | Línea gratuita de atención al ciudadano: 018000 416384 | Fax: [57+4] 263 8282
Peticiones, quejas, reclamos, sugerencias, denuncias, consultas y felicitaciones

Política de tratamiento de datos personales

Medellín - Colombia | Todos los Derechos Reservados © 2018