Teclas de Ayuda de acceso Rápido

ALT + 1 Inicio

ALT + 2 Noticias

ALT + 3 Mapa de sitio

ALT + 4 Búsqueda

ALT + 5 Preguntas frecuentes

ALT + 6 Atención al ciudadano

ALT + 7 Quejas y reclamos

ALT + 8 Iniciar Sesión

ALT + 9 Directorio telefónico

Botones de Accesibilidad

Letra:

Contraste:

Esp
lunes, 19 de noviembre 2018
19/11/2018
Síguenos

Opinión

UdeA Noticias
Opinión

El morar: encuentro entre humanos y obra escultórica

10/07/2018
Por: Luz Marina Restrepo Uribe, periodista Dirección de Comunicaciones UdeA

"...Con la obra arquitectónica aparecieron las esculturas en una relación que vincula el trabajo de artistas colombianos con los distintos ambientes que propone el campus universitario; lo que ha permitido consolidar una muestra artística, que convierte a la Universidad en un Museo Abierto..."

Hombre creador de energía. Rodrigo Arenas Betancur, Plazoleta Central Ciudad Universitaria, UdeA.

“Construir y pensar, cada uno a su manera, son siempre ineludibles
para el habitar. Pero al mismo tiempo serán insuficientes para el habitar
mientras cada uno lleve lo suyo por separado en lugar de escucharse el uno al otro”

                                                                                                Martin Heidegger

Hay palabras que por su uso cotidiano se empiezan a parecer, es el caso de construir que de un lado se relaciona con formar-educar y de otro con morar-habitar. Esos son los significados que devienen después de cincuenta años de construido el campus universitario y de más de cien esculturas que comparten espacios con la población universitaria.

Así como construir, formar y morar remite a otro verbo que se conjuga en presente, cuidar; sin esa posibilidad ni el campus, ni las especies vivas y mucho menos los sujetos que la transitan a diario podrán sobrevivir. Esa es la responsabilidad del presente con una obra que data de más de doscientos años y lleva poco más de cincuenta de edificada.

Con la obra arquitectónica aparecieron las esculturas en una relación que vincula el trabajo de artistas colombianos con los distintos ambientes que propone el campus universitario; lo que ha permitido consolidar una muestra artística, que convierte a la Universidad en un Museo Abierto, donde el arte contribuye a la formación y el disfrute del público tanto interno como externo.

Las primeras obras que aparecieron en el campus son: las esculturas El hombre creador de energía en la plazoleta central y Prometeo-Cristo cayendo en el bloque administrativo, ambas de Rodrigo Arenas Betancur, y con ellas el mural El hombre ante los grandes descubrimientos de la naturaleza y la física, en el costado norte de la Biblioteca Central, de Pedro Nel Gómez.

Para Mauricio Hincapié, curador de arte del Museo Universitario, “la obra arquitectónica y escultórica cumple una función simbólica como unidad visual y espacial, al propiciar el encuentro entre las personas en el marco de la misión de la Universidad de contribuir a la formación de públicos, de recuperación de la memoria mediante los recorridos identitarios, donde la obra cobra vida a partir de los recuerdos e interpretaciones que ella genera”.

Otras obras que han llegado a la ciudadela universitaria son las esculturas María Mulata de Enrique Grau; Torre de luz y Aerolito de Eduardo Ramírez Villamizar; Girasoles de Ana Mercedes Hoyos; Puerta y Yo cruzado de Carlos Rojas; El beso de Flaviano Palacio y sus alumnos; Alexander Pushkin del ruso Nicolai Kuznetsov-Muromsky; Fuente ceremonial de Germán Botero; Candelaria al fresco de Ambalema de Marta Lucía Villafañe; El sembrador de estrellas y El maestro forjador de futuro de Alonso Ríos; Reloj de sol de Antonio Bernal; y los murales De las cuevas de Altamira al hipertexto de Marta Lucía Villafañe y Epopeya del Café de Horacio Longas.

A estas obras se suman otras de los artistas Iván Hurtado, Fanny Sanín, Maripaz Jaramillo, Fredy Alzate, Hugo Zapata y Leonel Estrada. De igual manera edificios como el bloque administrativo, el Museo Universitario y la Biblioteca Central “Carlos Gaviria Díaz” cuentan con obras de artistas como Jorge Cárdenas, Fredy Alzate, John Jairo Muriel, Manuel Hernández, Juan Felipe Giraldo, Oreste Donadio y Douglas Gaviria, que han llegado a la ciudadela mediante comodato o compra, y en muchos casos donaciones que han hecho los propios autores, y que a través del Comité de Curaduría y luego del Comité de Gestión de obras de Arte han logrado consolidar un importante patrimonio artístico para la Universidad, que se constituye en referente cultural  en el contexto universitario del país.  

En este sentido, cuidar las obras de arte en la Universidad es responsabilidad de todos, tanto de la institución como de quienes la habitan, sostiene Santiago Ortíz, director del Museo Universitario, para quien “hay que velar por su preservación y conservación, porque ellas representan el testimonio de generaciones de universitarios y son parte de nuestra cultura, el legado que dejaremos a las próximas generaciones”.

A la par que se construía el campus en 1968 y se instalaban las esculturas, se crearon los Premios Nacionales de Cultura, que luego de 50 años cuenta con 130 premios convocados en siete diferentes categorías y 17 modalidades en creación artística, los estudios y la gestión cultural. Como parte de la celebración del cincuentenario este año se convocó el Premio Campus 50, escultura monumental “que busca conmemorar por partida doble la vida de la Universidad”, sostiene Óscar Roldán, Jefe de Extensión Cultural.

Más allá del puro disfrute de los sentidos que convoca la obra de arte, en este caso las esculturas, está su propuesta formadora de públicos. Al respecto el profesor Gabriel Mario Vélez, decano de la Facultad de Artes plantea que “la obra escultórica en la Universidad cumple una función patrimonial que va ligada a su función formativa en relación con la carga simbólica que proyecta y la reflexión que promueve como colectivo identitario”.

 Cristo cayendo                                             Girasoles                                 El sembrador de estrellas
 Rodrigo Arenas Betancur                    Ana Mercedes Hoyos                                Alonso Ríos

Correo del contacto
[57+4] 219 50 26
54d4db3244a5e15c6a21152b_logo-renata.png
54d4db5924c957e253bd5fa5_logo-ruana.png
54d4db63ae77e15e6afe94a0_logo-universia.png
54d4db6add1988d75368ecff_logo-icetex.png
54d4db7744a5e15c6a211531_logo-colombiaprende.png
54d4db7edd1988d75368ed05_logo-gobiernolinea.png
54d4db86dd1988d75368ed09_logo-canalu.png
54d4db9644a5e15c6a211534_logo-cis.png
54d4db9d44a5e15c6a211535_logo-colciencias.png
54d4dba444a5e15c6a211539_logo-ips.png
Sistema Único de Información de Trámites - SUIT
54d4dbb7ae77e15e6afe94a4_logo-redemprendia.png
54d4dbbfdd1988d75368ed14_logo-colombia.png
Fundación Universidad de Antioquia
No + filas
No + filas
Hacemos Memoria
Universidad de Antioquia | Vigilada Mineducación | Acreditación institucional hasta el 2022 | NIT 890980040-8
Recepción de correspondencia: calle 70 No. 52 - 21 | Apartado Aéreo 1226 | Dirección: calle 67 No. 53 - 108 | Horario de atención
Conmutador: [57+4] 219 8332 | Línea gratuita de atención al ciudadano: 018000 416384 | Fax: [57+4] 263 8282
Peticiones, quejas, reclamos, sugerencias, denuncias, consultas y felicitaciones

Política de tratamiento de datos personales

Medellín - Colombia | Todos los Derechos Reservados © 2018