Teclas de Ayuda de acceso Rápido

ALT + 1 Inicio

ALT + 2 Noticias

ALT + 3 Mapa de sitio

ALT + 4 Búsqueda

ALT + 5 Preguntas frecuentes

ALT + 6 Atención al ciudadano

ALT + 7 Quejas y reclamos

ALT + 8 Iniciar Sesión

ALT + 9 Directorio telefónico

Botones de Accesibilidad

Letra:

Contraste:

Esp
miércoles, 17 de julio 2019
17/07/2019
Síguenos

Opinión

UdeA Noticias
Opinión

Semblanza de Ramiro Tejada Rendón

14/05/2019
Por: Álvaro Cadavid, profesor de la Facultad de Comunicaciones

« ...Que tu gracia, tú sonrisa burlona y tú irreverencia, bien entendida, oxigenen y se mantengan en la memoria aciaga de este infierno de ciudad sin humor, fanática y apocalíptica...»

Ramiro siempre fue así. Su esencia era el juego, una lúdica que lo hizo amante del disfraz que, para él, siempre fue una máscara. Su otro escenario: la calle. El espacio del ir y venir de la vida. Un ser cariñoso, imprudente, metido, extrovertido, irreverente amigable, generoso y amante de las artes y la cultura. De la tertulia y la fraternidad, alguien podía molestarse con su humor, pero él nunca se peleaba con nadie. Desde sus inicios en el Cine Club Ukamau su espacio de vida fue así. Más adelante, con el Grupo de Teatro, de la Universidad de Medellín con Juan Manuel Freidel, se inauguró en las tablas con a, e, i, o, u. (luego con el libre teatro libre con José Fernando Velásquez así, hizo camino a los espacios de la estética de la Fanfarria y la Exfanfarria).

De la Universidad de Medellín él y sus compañeros fueron expulsados, por apoyar y participar en el movimiento estudiantil, por los acuerdos para dar fin a ese movimiento, los recibió la Universidad de Antioquia. Él, en la Facultad de Derecho. Allí fue siempre un personaje burlón de los fanatismos.

Asumió como propio el nombre de «Gestas» y se postulaba a las representaciones, convencido de perder, vestido siempre con sus trajes-máscaras. En ocasiones iba vestido de profeta místico. Sus proclamas libertarias irritaban a algunos líderes estudiantiles ortodoxos. (Inspirado quizás en Gonzalo Arango) con ello, ironizó y se mofó con razón de la «democracia» universitaria y las formas restringidas de la participación que no han dejado de ser un embeleco...

El día de sus grados llegó vestido de Florentino Ariza, el personaje de Amor en los tiempos del cólera, en esa misma línea fue candidato a la Alcaldía de Medellín. Con la consigna «de derrota en derrota, hasta la derrota final», que revela su espíritu irreverente y su incredulidad y claridad ante el circo electoral. Desde antes de la campaña convocó «al banquete de la derrota» en la Arteria y en Carlos E.
Emblemático asociado de Confiar, a la que llamó con razón por su compromiso con la cultura,«la Caja menor de la ilusión» (bella y apropiada distinción), al reclamarse la categoría de asociado amoroso, en vez de moroso.

Dirigió la Feria del Libro hasta la caída de los techos del Palacio de Convenciones, trabajó en la recuperación del habitad de los habitantes del basurero de Moravia, fue preso político por dos días por increparle a un oficial del F2 que su proceder era inconstitucional, este soltó a los otros y lo dejo detenido un día más. Ejerció el rol de maestro con las víctimas del conflicto. Luego, participó en programas de cocina en la TV regional de donde fue retirado por una irreverencia que aludía a la mugre de las ventas callejeras. Fue defensor oficioso y de oficio de causas perdidas, abogado litigante de los teatreros, (casi siempre sin honorarios) gestionando y defendiendo a las personas e instituciones culturales de las que siempre fue amigo, cómplice y gestor.

Ramiro hablaba con orgullo de su experiencia actoral con Harley Velásquez, el alumno aventajado de Freidel, y se esmeraba por presentar en muchos lugares su monólogo del El abogado que quiso ser actor. Ramiro no necesitaba ser invitado, él se sabía invitado a cualquier actividad cultural de la ciudad o el país. No necesitabas visitarlo, él te visitaba. Era una agenda cultural trashumante, Estaba en todas partes y enterado de todo, su herramienta crítica era su sonrisa, la franqueza, el juego y la irreverencia.

Ramiro tuvo oportunidad de «chicanear» y ufanarse de ser padre y abuelo y decidió partir un día de la madre, quizás para encontrarse con ese ser cariñoso y rigoroso que tanto amó y que le permitió hacer y ser lo que quiso hacer. De Ramiro se puede decir que fue genio y figura hasta la sepultura. Ramiro: que tu gracia, tu sonrisa burlona y tu irreverencia, bien entendida, oxigenen y se mantengan en la memoria aciaga de este infierno de ciudad sin humor, fanática y apocalíptica.


Nota

Este es el espacio de opinión del Portal Universitario, destinado a columnistas que voluntariamente expresan sus posturas sobre temáticas elegidas por ellos mismos. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores y no reflejan una opinión o posición institucional de la Universidad de Antioquia.

Correo del contacto
Correo del contacto
[57+4] 219 50 19
54d4db3244a5e15c6a21152b_logo-renata.png
54d4db5924c957e253bd5fa5_logo-ruana.png
54d4db63ae77e15e6afe94a0_logo-universia.png
54d4db6add1988d75368ecff_logo-icetex.png
54d4db7744a5e15c6a211531_logo-colombiaprende.png
54d4db7edd1988d75368ed05_logo-gobiernolinea.png
54d4db86dd1988d75368ed09_logo-canalu.png
54d4db9644a5e15c6a211534_logo-cis.png
54d4db9d44a5e15c6a211535_logo-colciencias.png
54d4dba444a5e15c6a211539_logo-ips.png
Sistema Único de Información de Trámites - SUIT
54d4dbb7ae77e15e6afe94a4_logo-redemprendia.png
54d4dbbfdd1988d75368ed14_logo-colombia.png
Fundación Universidad de Antioquia
No + filas
No + filas
ORACLE
Hacemos Memoria
Universidad de Antioquia | Vigilada Mineducación | Acreditación institucional hasta el 2022 | NIT 890980040-8
Recepción de correspondencia: calle 70 No. 52 - 21 | Apartado Aéreo 1226 | Dirección: calle 67 No. 53 - 108 | Horario de atención
Conmutador: [57+4] 219 8332 | Línea gratuita de atención al ciudadano: 018000 416384 | Fax: [57+4] 263 8282
Peticiones, quejas, reclamos, sugerencias, denuncias, consultas y felicitaciones
Política de tratamiento de datos personales
Medellín - Colombia | Todos los Derechos Reservados © 2018